sábado, 14 de agosto de 2010

Alfonso E. Pérez Sánchez el mejor maestro y amigo









El Otoño de las Rosas



"Vives ya en la estación del tiempo rezagado: lo has llamado el otoño de las rosas.

Aspíralas y enciéndete. Y escucha,

cuando el cielo se apague, el silencio del mundo".



Francisco Brines



7 comentarios:

Anónimo dijo...

Ven, dame tus sollozos y estréchate en mis brazos,
y deja que te bese las mejillas
mojadas. Criatura que te acoges,
caída en ese rapto de la pena,
a un pecho tan oscuro. Y escucha cómo bate
dentro el amor, allí naciendo el mundo.

R

Anónimo dijo...

Si la vida fuera otra
y la muerte llegase
entonces, te amaría
hoy, mañana...
por siempre...
todavía.

Compás dijo...

Gracias por todos sus trabajos, por dejarnos el vasto legado de sus conocimientos sobre la pintura.
Con su obra perdurable los amantes del arte podremos disfrutar casi tanto como seguro que él lo hizo dedicando su vida a su investigación.

Uge dijo...

Estoy conmocionado. Mi más sincero abrazo para ti, Benito. En mi blog he escrito unas tonterías sobre el gran maestro. Un abrazo muy fuerte después de tantos años, amigo mío. http://ideasculturasensaciones.blogspot.com/2010/08/un-gran-hombre-alfonso-emilio-perez.html

Carlos Julián dijo...

Un abrazo muy muy fuerte, Benito.

(Carlos Julián)

Anónimo dijo...

Pude conocer a Alfonso y disfrutar a menudo de su presencia y sobre todo su palabra cautivadora, que a todos los que alrededor pudieran estar dejaba con la boca abierta, mientras el continuaba hablando y riendo constantemnete como si de un niño se tratase. Fuese cual fuese la materia que se tratara tenía una anécdota que contar, o una opinión que dar, siempre con esa constante sonrisa, que a veces mostraba sin palabras, pasando a ser su mirada la que nos hablaba en esas ocasiones.
Quizás la lejanía no me dejó disfrutar de su compañía lo que me hubiera gustado, pero el corazón siempre estuvo a su lado.

Anónimo dijo...

Hoy ha fallecido Jorge Semprún. Los telediarios hablan de él. Yo me he enterado hoy de tu muerte el año pasado porque hoy no me he acordado de Jorge, sino de tí, amigo Alfonso, y te he buscado en la Red. Recuerdo muy bien cuando empezó la I Guerra del Golfo, la que dicen que fué una "guerra justa", puesto que fué aprobada por la asamblea de la ONU. Jorge se arrodilló para justificar aquella masacre y siguió de Ministro de Cultura. Tú, amigo Alfonso, tuviste dignidad y firmaste un manifiesto contra la Guerra que te costó el cargo de Director del Museo del Prado. Los mismos que te destituyeron, amigo Alfonso, en la II Guerra del Golfo años después, sacaron la pancarta del "NO a la Guerra". Para Jorge la Gloria Indigna y para tí, amigo Alfonso, el Honor.