miércoles, 14 de enero de 2009

Montserrat Nebrera, identidad e intolerancia cultural

Uno de los tesoros más grandes que tiene el ser humano es identificarse por su lengua. El lenguaje es un elemento fundamental que identifica a una colectividad, a un pueblo, manifestando sus señas de identidad. La idiosincrasia de los pueblos se manifiesta con su historia, su arte, su lengua, sus costumbres, en definitiva su cultura. Lo que la Sra. Nebrera ha perpetrado es un atentado gravísimo a todo un pueblo, en nuestro caso el andaluz, que lleva siglos manifestando su orgullo representado en su riqueza cultural, donde nuestro acento y vocabulario es parte fundamental, como en la catalana lo es el catalán, cuya seña de identidad se manifiesta incluso al hablar castellano con su particular y genuino acento que los distingue y singulariza de las demás comunidades que forman el Estado Español, añadiendo además el tesoro de tener su propia lengua con siglos de evolución fonética y filológica propia. De ahí que cuenten con una importante academia de la lengua catalana. Con actitudes como la de la diputada Nebrera, no solo ofende a los andaluces, sino a los catalanes que se avergüenzan profundamente de que todavía haya personas en su comunidad y en su partido político que se expresen así, dejándose llevar por tópicos que nos retrotraen al siglo XIX y a las leyendas que aparecen en la literatura francesa de viajes desde Théophile Gautier. El Tesoro léxico de las hablas andaluzas de Manuel Alvar es un brillantísimo testimonio de la riqueza cultural de los andaluces y de la importancia de nuestras tradiciones.
La Señora Nebrera no puede estar ni un minuto más con su acta de diputada, sobre todo porque ni siquiera ha tenido la decencia de retractarse de sus declaraciones. Quizás la más grave sea decir textualmente que lo andaluz agiganta aún más la incomprensión. Lo que es incomprensible es que existan personas como Ud. Señora Nebrera, que forman parte de un partido democrático que defiende el respeto y la tolerancia.

3 comentarios:

mavalfon dijo...

Aplaudo la valentía de Benito Navarrete, quien ha expuesto con lucidez lo que muchos pensamos sin interés partidista alguno. Tuve la ocasión de escuchar las declaraciones de la señora Nebrera, y las considero frívolas, pues carecen de entidad para ofender a una cultura milenaria como la andaluza. No cabe considerar de otro modo que una parlamentaria afirme en un medio que habitualmente le cuesta trabajo entender el habla andaluza, empleando un tono irónico que ya podría haber puesto al servicio de una mejor causa. Lamentablemente, este es el nivel de demasiados políticos, indignos de la confianza que en ellos depositan sus votantes. En esta caso, en nada representa esta diputada a un pueblo señor como el catalán.

LAWYERSINVEST dijo...

Esa pobre desgraciada de la Sra Navarrete, además de ser una inculta no sabe que, si bien hablamos Castellano con nuestro particular acento que -a propósito- resulta ser más bello que el acento catalán o el madrizzzleño. Los Andaluces escriben en Castellano mejor que nadie.

Que más quisiera esa pobre desgraciada que gente como Machado, García Lorca, Lope de Vega, Becker, Rafael de León, Sotomayor, Pemán, Pérez Galdós, María Zambrano, Cernuda, Gavinet, Góngora, Juan Ramón Jiménez y otro MILES de etcéteras fueran Catalanes.

Qué más quisiera, esa pobre desgraciada, que mide la cultura por un acento y no por el contenido de lo que se dice y -mucho más de lo que se escribe-

Qué más quisiera, esa pobre desgraciada, que en el mundo se hablara Castellano con acento Catalán o "madrizzzleño"... Pues NO, Señora, se habla Español con acento ANDALUZ.

Enhorabuena Sr. Navarrete.

LAWYERSINVEST dijo...

PERDÓN, PERDÓN, PERDÓN... PERDÓN SR. NAVARRETE..

La pobre desgraciada a la que me he referido anteriormente es LA SRA.NEBRERA (diputadita autonómica catalana del -cómo no- PP, quien además es indigna descendiente de Andaluces) Vamos.. toda una cartita de representación que tiene la diputadita.

USTED PERDONE SR. NAVARRETE, HA SIDO UN INVOLUNTARIO LAPSUS...

REPITO, LA POBRE DESGRACIADA ES LA DIPUTADITA SEÑORA NEBRERA Y -por supuesto NO- la Sra. Navarrete a quien -si ha leído esto- saludo y le pido MIS MÁS SINCERAS Y HUMILDES DISCULPAS.